Close
Camino de Telefónica, s/n 28991 Torrejón de la Calzada, Madrid
¿Por qué un huerto ecológico?

¿Por qué un huerto ecológico?

Crea tu propio Huerto Ecológico.

La demanda del huerto ecológico transciende en la época del “desarrollo a toda costa”, del rendimiento sin control. Sin mirar en ningún momento el precio que estamos pagando por ello.

Dicho de otro modo, estamos sacando dinero de una cuenta en la que nunca ingresamos nada. La necesidad por alimentarnos mejor esta entrando en nuestras casas. Las enfermedades de nuestro alrededor, nos están llevando inevitablemente en fijar nuestra mirada en algo más sano, el huerto ecológico.

En concienciar a los más pequeños que ellos son los que harán continuar la evolución de las personas a una alimentación más saludable.Cada vez son más las personas que dan el paso y deciden hacer algo para contrarrestar los aportes negativos que, sin quererlo, lanzan contra el Medio Ambiente y, a su vez, contra ellos mismos.

En este sentido, una buena opción es la creación de un huerto ecológico. Resulta una alternativa sencilla y económica, y aporta enormes beneficios, tanto al individuo como a la sociedad en general. Algunos de los beneficios que un huerto ecológico te puede regalar son:

  • Tu espacio limpio: Tu huerto ecológico te permite alejarte de la gama de grises típica de la ciudad. Creando tu propio espacio verde en el que pasarás tiempo cada día, al volver de tus tareas cotidianas.
  • Conservar lazos con la naturaleza: A pesar de la adaptación del ser humano a un medio de hormigón, el contacto con la naturaleza sigue siendo una necesidad esencial que no se debe perder, y subordinar nuestras actividades a los ritmos naturales, aunque sólo sea durante unas horas al día, nuestro huerto ecológico puede enseñarnos mucho.
  • Acrecentar nuestra creatividad: Es una actividad que permite realizar nuestros propios diseños, en relación con nuestros gustos.
  • Aumentar nuestro conocimiento: Es una afición que te educa minuto a minuto, puesto que nunca se llega a entender del todo a la naturaleza. Es cambiante y está regulada por muchos factores, por lo que los frutos de nuestro huerto también serán variables, y las posibilidades de aprender de ello muy amplias.
  • Relax : Cada instante que pases observando y cuidando tu huerto te reportará un alto grado de relajación y confort, disminuyendo el estrés que hayas podido acumular durante el día.
  • Nos obsequia con el placer y la seguridad de poder degustar alimentos cultivados por nosotros mismos, y que sabemos que están libres de pesticidas, fertilizantes sintéticos y demás productos perjudiciales para la salud.

Hablando desde un plano más global, la generalización de la creación de huertos ecológicos también será capaz, con el tiempo, de hacer frente a esa doctrina de la rentabilidad de la que hablábamos antes. Que convierte a las plantas, a los animales y a las personas en meros números de los que sacar el máximo beneficio.

Además de la actividad del huerto ecológico en sí, con sus incuestionables beneficios, cabría añadir el evidente beneficio social que las personas que la practican pueden infundir a la sociedad. Después de todo, cuando uno está bien y sabe por qué, siempre lo transmite a las personas que le rodean, ya sea voluntaria o involuntariamente.

Así, podríamos enumerar distintos beneficios sociales y globales que puede aportar esta práctica:

  • Crean conciencia ecológica integral: El simple hecho de que alguien comience un huerto ecológico ya refleja una preocupación por las agresiones que causa la agricultura tradicional, además de que, probablemente, alguien que se introduce en este mundo, influirá a otros, y éstos a su vez a otros tantos.
  • Disminución de la huella de carbono colectiva: En propias palabras del catedrático de la Escuela Superior de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid, un metro cuadrado de cubierta vegetal es capaz de absorber unos 50 gramos diarios de CO2. Y no sólo eso, sino que esa misma superficie genera más o menos la cantidad de oxígeno que necesita una persona durante un año.
  • Teniendo una pequeña porción de tierra cultivada, ayudamos a frenar la continua degradación y contaminación a las que están sometidos los suelos de todo el planeta, fruto de la actividad agraria intensiva.
  • Es una práctica que aleja a la sociedad de la equivocada idea del beneficio a corto plazo. Los ciclos y períodos de nuestro huerto ecológico pueden tener la capacidad de crear cambios en nuestra forma de ver las cosas y de entender los problemas ambientales.
  • Es un hobby social. Tu huerto ecológico es tu futuro. La gente que se introduce en este mundo comparte experiencias, costumbres y destrezas, creándose poco a poco un triángulo emocional entre la tierra, el individuo, y la sociedad.

La creación de un huerto ecológico es algo más que un simple hobby. Significa adentrarse en un mundo a parte, enraizarse con la naturaleza, y familiarizarse y amoldarse a los ritmos de la misma, dejando de lado, aunque sea por un rato, el compás acelerado al que estamos sometidos en nuestro día a día.

En la actual sociedad dominan los valores productivos. Prácticamente todo lo que en este mundo sucede se rige por el mercado económico, y parece no importarnos en absoluto el estado de salud en el que estamos dejando nuestro hogar último, que es el planeta Tierra.

La naturaleza y la vida en el huerto ecológico desarrollan facultades en los humanos que necesitamos realmente para nuestro día a día. Entender como conviven las especies y como funciona la naturaleza, enriquece a cualquier individuo. Un huerto ecológico es un contacto perfecto con ella.

https://www.planetahuerto.es/revista/por-que-un-huerto-ecologico_00250

https://elparaisodelahuerta.com/servicios/

Compártelo en las redes:

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.